La infalibilidad de un caballo

Las infalibilidades se postulan como un futuro tema de monográfico. El tema de la “infalibilidad de un culo” ya está suficientemente tratado http://www.inigonavarro.es/un-culo-nunca-falla/  , pero aún me quedan en el tintero unos cuantos instrumentos  infalibles.

Espero que tengáis en consideración mi generosidad al desprenderme de mis infalibilidades, que por otro lado no pertenecen sino a la eternidad. Filo británico, soy un adicto al fair play.

¡Al turrón!

El otro día me sentía un coloso. Estaba pintando la acuarela de un niño en su primera comunión. Vestía el uniforme de húsares y alzando el sable montaba un caballo.

-¡Oh, por Dios, no serás capaz de pintar otro caballo!-Mindi y sus exabruptos. Mindi le ha cogido tirria a los caballos y no puede soportar verme trabajar en este tema. Le fastidia aún más que cuando mis sesiones en el baño superan los tres cuartos de hora. Desconoce su infalibilidad.

-Mindi dear, ¿No sabes que los caballos son infalibles?

-¿Ah, sí?

-Claro mona, piensa en cualquier cosa  y verás cómo mejora con un caballo

-Una señora yendo a la compra

-Una señora yendo a la compra a caballo

Su otorgante silencio me concedió una victoria inesperada. Reconozco que casi siempre suele ser al revés. Temblando como si me hubiera tomado un barril de red bull salí a respirar la brisa del éxito. Flotaba como un adolescente enamorado y saludaba a las viejas con una sonrisa boba. Una me atizó con el bolso y me llamó salido.

Nada me hacía sospechar que la diosa Fortuna se cebaría con un íntimo. Supongo que os acordáis de aquel amigo mío artista del cuerpo, ése que se meaba en las kawasakis del puerto de la cruz verde.

http://www.inigonavarro.es/semana-santa-de-body-art/

Me llamó para darme la fausta noticia de su selección para actuar performativamente en la documenta Kassel. Después de darle mis más sinceras felicitaciones no pude más que señalarle mi recién rubricada certeza de la infalibilidad de un caballo. (Él, que suele trabajar en pelotas, está perfectamente al tanto de la infalibilidad de un culo)

Maldito el día que se me ocurrió mentarle la bicha. Pocos días después me enteré de sus devenires. Mi amigo decidió llevar a cabo su performance a lomos de un bravío corcel con el cual iba a realizar no sé qué tipo de cochinadas transversales en el hall del pabellón principal. Jamás sabremos exactamente el qué. Al entrar en el parking con la señalización en alemán sin subtítulos, golpeó su frente al galope, contra el gálibo de hormigón que su rigidez lingüística le había impedido dimensionar.

Permanece en coma  inducido con un chichón del tamaño de la península de Anatolia. El pronóstico, reservado.

La crítica sin embargo es unánime. Ese corcel sin jinete, vagando sólo por los pabellones de la documenta y defecando a lo bestia como si tuviera alguna afección intestinal, ha resultado de lo más simbólico. El accidente de mi amigo se ha tomado como parte del proceso artístico. El director dio ayer una rueda de prensa.

Si mi amigo consigue morirse del golpe pasará a la posteridad como uno de las artistas más influyentes de su generación. Si por lo contrario sobrevive, su performance no pasará de mediocre, le cobraran el servicio de limpieza, la cuenta del hospital y la reparación del muro.

Muy  en contra de los médicos pienso que mi amigo tiene muy mal pronóstico.

navarro 02

El Richi el día de firmar la hipoteca con el banco

iñigo navarro

El mayor enemigo del soladado es la humedad en la trinchera

sala vip 2013 oct 03

Colegial cacereño en la excursión a la granja escuela

Inigo navarro_caballo

02

Soldado con pluma montando un burro

alfa papeles

Just married